Señalará presuntas maniobras de recaudación en negro del ex titular de Loterías en la provincia, “Chiche” Peluso

Elisa Carrió volverá a la carga contra Daniel Scioli . La diputada de la Coalición Cívica ampliará la denuncia contra el ex gobernador y apuntará contra la “caja” del juego en la provincia. En particular, contra presuntas maniobras delictivas del ex titular de Loterías y Casinos bonaerense, Luis Alberto “Chiche” Peluso. El escrito, que será presentado en las próximas horas ante el fiscal Álvaro Garganta, pedirá que se investiguen distintas operatorias a través de agencias y bingos y el posible desvío de fondos “para financiar campañas políticas y acrecentar el patrimonio de funcionarios”.

En la denuncia, Carrió describe a Peluso como uno de los “recaudadores de campaña” de Scioli y como el hombre que “administraba las loterías en las sombras” durante la gestión anterior.

La diputada, que viene investigando a Scioli junto con la legisladora porteña de la CC Paula Oliveto, enumera en su denuncia las distintas empresas que tiene Peluso y posibles vinculaciones con el entorno del ex gobernador. En particular, menciona la firma Emprendimientos de Luján SA, que administra un hotel en la localidad homónima. “En esa empresa designaron como presidente del directorio a Eladio González Rodríguez, yerno del ex gobernador”, enfatizó Carrió. Además, el escrito recuerda que otra firma del ex titular de Loterías, llamada Linser Sacis “era la que prestaba servicios de limpieza a la gobernación de la provincia”.

Para Carrió, el patrimonio de Peluso no está debidamente justificado. De acuerdo a los registros públicos el ex titular de Loterías tendría a su nombre: tres departamentos en la Ciudad de Buenos Aires, 20 inmuebles en un barrio cerrado de la provincia, un departamento en el Estado de Florida, un Porche y una moto Kawasaki, un yate construido en el puerto de Tigre y una lancha de motor confeccionada en Estados Unidos.

PRESUNTA “RECAUDACIÓN” EN NEGRO.

Respecto a las presuntas maniobras efectuadas por Peluso como mandamás del juego bonaerense, Carrió recuerda en su escrito que “durante la gestión de Scioli se crearon alrededor de 1340 agencias de loterías”. Y señala supuestos mecanismos de “recaudación” en negro. “Las licencias para agencias nuevas habrían estado tarifadas entre $250.000 y $350.000 cada una; el cambio de titularidad y domicilio entre $25.000 y $50.000 y por inconvenientes en la documentación y de salida de débito habrían existido pagos de entre $15.000 y $30.000”, dijo.

Carrió aprovechó su denuncia contra el sciolismo para volver a desafiar a Daniel Angelici, al cuetionar una resolución del gobierno de Scioli del año 2012 que autorizó la ampliación de las licencias de bingos bonaerenses por 15 años de manera automática. “Se beneficiaron mayoritariamente los bingos de Ramallo y Pergamino” dijo en alusión a las salas de juego que fueron regenteadas por el actual presidente de Boca y amigo del presidente Mauricio Macri.

Carrió pidió que se investigue si existió el lavado de activos “en las más altas esferas del gobierno de Scioli”. Consultados por LA NACION, desde el entorno de Scioli desestimaron los dichos de Carrió y manifestaron: “Se dijo que Scioli era dueños de campos y se dijo que se sacaron 20.000 millones de la Tesorería de la Provincia. Nada de eso pudo probarse. Nosotros seguimos como siempre a disposición de la Justicia”. (La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.