La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó en el Congreso la normativa para combatir a los violentos que empañan los espectáculos deportivos

El gobierno nacional presentó el nuevo proyecto de ley en un plenario de las comisiones de Deporte que lidera Julio Catalán Magni; de Justicia y Asuntos Penales, que encabeza Pedro Guastavino, y de Seguridad Interior y Narcotráfico, a cargo de Sigrid Kunath. Ahora espera su aprobación para instaurar un nuevo sistema de delitos y penas para los hechos de violencia ocurridos en espectáculos futbolísticos.

“Es voluntad de este nuevo Gobierno enfrentar la violencia en ese ambiente y hacerse cargo de recuperar las condiciones de tranquilidad, orden y seguridad necesaria a fin de que la sociedad recobre el hábito de disfrutar de un deporte tan arraigado en la idiosincrasia del país”, explicó Patricia Bullrich.

La Ministra de Seguridad sostuvo que el objetivo es la persecución penal y al desfinanciamiento de dichos grupos para que vean disminuidas sus posibilidades de acción. El texto presentado tipifica nuevas conductas, que no estaban en la norma que rige desde 1985.

“Nuestro objetivo es desfinanciar a las barrabravas y desarticular sus negocios ilícitos, los cuales se nutren de este deporte”, agregó Bullrich.

Los 10 puntos clave
1- El Estado Nacional, a través del Ministerio de Seguridad, será el que aplique el derecho de admisión. “Para cortar con toda la connivencia entre las barras y los clubes, ya no será una decisión discrecional de los dirigentes sino una decisión política por parte de este gobierno de hacerse cargo del problema y resolverlo”, explicó la Ministra.

2- Las penas por los delitos relacionados a los espectáculos deportivos se incrementarán en un tercio. El máximo nunca será mayor al máximo previsto en el Código Penal.

3- Se establecen penas de dos a ocho años de prisión, sino hay un delito más severo, al que integrare una asociación o grupo de tres o más personas, que esté destinado a cometer con habitualidad cualquiera de los delitos previstos en la presente ley. También habrá penas para los fundadores, cabecillas, financiadores, dirigentes y clubes.

4- Se establecen penas de hasta ocho años para quienes cometan un delito agrupados bajo la forma de los barrabravas. Caerá una pena de hasta dos años de prisión para quien facilite el ingreso de un integrante de estos grupos, sin la debida acreditación.

5- En cuanto a las entradas y su venta o distribución, se proyecta una pena de tres años para quienes emitan y distribuyan las mismas a dichos grupos violentos y de dos años para quienes revendan los tickets. En el caso de tratarse de entradas falsas, la condena asciende a ocho años.

6- Seis meses a dos años de prisión el que tuviese en su poder, introdujere, guardare o portare objetos cortantes, instrumentos contundentes, artefactos químicos, de pirotecnia, inflamables, asfixiantes o tóxicos o armas de uso civil. La condena irá de dos a seis años para quien porte armas de guerra o artefactos explosivos sin autorización.

7- Se establecen penas de dos a seis años para el que, con el concurso de dos o más personas, mediante empleo de la violencia o intimidación, altere el normal desarrollo de una espectáculo futbolístico, provocare disturbios, amedrentare o ejerciere presión sobre protagonistas, concurrentes u organizaciones. La pena tendrá un máximo de ocho años si el hecho se llevare a cabo con armas y hasta 10 años si son armas de fuego.

8- Se tipifica la figura del cuidacoches con penas de de uno a seis meses para quienes ejerzan esta actividad en las inmediaciones de los estadios pidiendo un pago a voluntad. La pena será de dos a cuatro años cuando se exija una suma fija o variable.

9- El Ministerio de Seguridad puede prohibir el ingreso a personas que considere puede generar un riesgo para la seguridad.

10- Se establece penas de un mes a un año a quien viole el derecho de admisión. Misma pena para los organizadores, con la reducción de un tercio a la mitad. Y se podrá pedir la suspensión de los estadios donde ocurran las violaciones con sanciones para los clubes y sus responsables.