Luis Muiña, el represor que fue beneficiado con el 2×1 por la Corte Suprema en una causa de lesa humanidad, ya estaba libre porque había sido beneficiado con la libertad condicional el año pasado.

Fuentes judiciales confirmaron a minutouno.com que el beneficio de la libertad condicional fue otorgado el año pasado por el Tribunal Oral Federal 2 porque Muiña cumplió las dos terceras partes de la condena a 13 años de cárcel que le fue impuesta por tormentos en el año 2011, y que quedó firme en 2013.

Muiña formaban parte de un grupo de choque (“comando de seguridad interna”) en el hospital Posadas que era conocido como “Swat”.

Fue detenido en 2007 por orden del juez Daniel Rafecas, que lo había procesado junto al ex dictador Reynaldo Bignone y otros represores por las detenciones de trabajadores de la salud del Hospital Posadas.

Según las fuentes, Muiña además fue procesado por los homicidios de dos médicos del Posadas, pero por esos dos hechos fue absuelto ya que el tribunal oral consideró que estaban absorbidos por las torturas por las que ya había recibido condena.