Debido a incendios que se desataron en el aeropuerto internacional de Ezeiza, algunos vuelos tuvieron que ser derivados a Bahía Blanca. Por eso, De La Bahía 91.5 habló con el jefe del aeropuerto local, Carlos Millán.

“El fuego se produjo en una de las torres centrales donde hay unas oficinas que son especiales para hacer un control de área; por ello, se tuvo que evacuar y se perdió el control con los aviones”, explicó Millán.

“Se vuela mucho más hacia el sector norte, pero también hay muchos que van hacia el sur: esos tomaron como alternativa a Bahía Blanca”, dijo.

Continuó: “a partir de eso hubo que implementar el plan de contingencia, que consiste en la coordinación entre todas las fuerzas vivas para poder recibir aviones, lo que el aeropuerto no está acostumbrado a hacerlo normalmente”.

Si bien por la eficacia de los bomberos que trabajaron en el incendio, sólo un avión que venía de Río Gallegos tuvo que aterrizar en la ciudad, Millán aseguró que “teníamos todo preparado, tanto que ya estaban avisados la Armada y la municipalidad”.

Además, se trabajó con la Policía de Seguridad Aeroportuaria.