La sala I de la Cámara Federal penal porteña volvió a rechazar hoy mandar a investigar la denuncia que realizara el fallecido fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de aparecer muerto contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento del atentado de 1994 contra la AMIA.
De esta manera, con las firmas de los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, el tribunal mantuvo la misma postura que había tenido el año pasado y ratificó la negativa del juez de primera instancia, Daniel Rafecas, de abrir la investigación a partir de los datos incorporados en otra causa tramitada por el juez Claudio Bonadio.
Con críticas al fiscal Germán Moldes, los camaristas sostuvieron que no hay ninguna prueba nueva que amerite opinar de manera distinta a la que lo habían hecho el año pasado y dijeron que tanto el ex canciller Héctor Timerman como el ex titular de la AMIA Guillermo Borger negaron haber grabado la conversación en la que el primero admite la responsabilidad iraní en el ataque terrorista que mató a 85 personas. (Clarín)