San Lorenzo disputó un amistoso ante Toronto Raptors en el Air Canada Centre y tendrá para siempre el honor de ser el primer equipo nacional en enfrentarse ante una franquicia de la NBA. Fue victoria por 120-103 para los canadienses en un duelo que recién se definió en los minutos finales del último cuarto.
En líneas generales, el conjunto que dirige Julio Lamas dejó una buena imagen. Perdió el primer cuarto 32-22, pero gracias a una gran actuación de Nicolás “Penka” Aguirre -su planilla fue de 15 puntos, 7 asistencias y 7 rebotes en el primer tiempo-, terminó yéndose en ventaja al descanso con un marcador de 55-53.
En el tercer cuarto, los Raptors comenzaron a mostrar su potencial físico y técnico y se escaparon 87-82. A partir de allí, y con un desgaste mayor al de la Liga Nacional -se jugaron cuartos de 12 minutos, tal como en la NBA-, el equipo local se adueñó del juego y se distanció rápidamente para llevarse el partido por 122-105.
El conjunto de Boedo, último campeón de la Liga Nacional, es el octavo equipo sudamericano que enfrentó a uno de la NBA. Anteriormente, habían sido siete derrotas de siete equipos brasileros.
Ni Kyle Lowry, DeMar DeRozan, DeMarre LaEdrick Carroll, Jonas Valanciunas, Terrence Ross y Jared Sullinger estuvieron presentes, ya que no fueron convocados por el entrenador Dwane Casey.
El plantel de San Lorenzo constó de doce jugadores: Nicolás Aguirre, Santiago Scala, Lautaro López, Guillermo Díaz, Selem Safar, Lisandro Fernández, Marcos Mata, Gabriel Deck, Leandro Cerminato, Mathías Calfani, Jerome Meyinsse y Matías Sandes. (La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.