Un hombre al que habían denunciado por dejarle un “chupón” en el cuello a la hija de su pareja, quedó detenido en Santiago del Estero al comprobarse que mientras lo investigaban, violó a la nena de ocho años.

El caso dio un giro impensado porque el “abuso sexual con acceso carnal” se habría producido mientras el sospechoso era investigado por marcarle el cuello a la niña.

Todo se inició cuando una mujer comprobó que su sobrina de ocho años, tenía una marca en el cuello como le había alertado una comerciante, quien observó a la niña en la calle y le percató del “chupón”.

Lejos de sorprenderse por la actitud de su pareja, la madre de la niña habría cuestionado a su hermana “el meterse en lo que no te importa”, y sobrevino un escándalo familiar-judicial.

Mientras en lo Tribunales nacía una causa por “abuso sexual” y se decidía sobre el pedido del hombre para no ir preso, la nena habría sido encerrada en la habitación y violada por el acusado.

Todos quedaron atónitos por la conducta del sospechoso; incluido, su abogado, quien optó por dar un paso al costado, publica el diario El Liberal. (NA)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.