Los rugbiers que protagonizaron el video que se viralizó ayer donde uno de ellos empujó a un hombre de apariencia indigente que iba caminando por la calle, fueron suspendidos “por tiempo indeterminado” por el club al que pertenecen, San Cirano, cuyas autoridades aseguraron que no quisieron expulsarlos “para no sacarnos el problema de encima”.
“Todos estamos muy consternados por lo que pasó, los padres de los tres rugbiers están destrozados, sabemos que la solución más fácil sería expulsarlos pero eso sería sacarnos el problema de encima, por eso optamos porque hagan tareas comunitarias efectivas y monitoreables en entidades que trabajan con personas vulnerables”, dijo a Télam Edgardo Melero secretario del club.
Los tres rugbiers filmaron un video que luego subieron a Internet en el que se ve un hombre que saluda a una cámara y es empujado violentamente por un joven -que luego fue identificado como Julián Cirigliano, jugador del club San Cirano- tras lo cual corre hacia el auto en movimiento desde donde otro filmaba, dejando a la persona tirada en el suelo.

El video

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.