La Cancillería presentó “una formal y enérgica protesta” ante el embajador británico en el país, en la que instan a abstenerse de realizar los ejercicios militares, al tiempo que advirtió que informaran de la situación al secretario general de la ONU.

A pesar de que el presidente Mauricio Macri lanzara desde la Asamblea General de la ONU un pedido para avanzar con Gran Bretaña en una resolución “amigable” sobre el diferendo por Malvinas, las tropas inglesas apostadas en las islas realizarán la semana próxima en esa zona del Atlántico Sur un ejercicio militar que incluirá el lanzamiento de misiles.

La información fue suministrada por el Servicio de Hidrografía Naval de la Argentina (SHN), que a través de su página web emitió un radioaviso respecto a eventos que puedan afectar a la seguridad náutica.

Bajo el título “Ejercicio de lanzamiento de misiles”, el parte señaló que las fuerzas militares inglesas que ocupan las Islas Malvinas “han notificado que realizarán un ejercicio de armas que incluye lanzamiento de misiles”.

“Esta actividad tomará lugar desde el 19 de octubre al 23 de octubre”, durante doce horas cada día, precisó el SHN.

Por su parte la Cancillería argentina emitió este viernes un comunicado en el que rechaza “la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido” y advierte que dichos ensayos “desconocen las resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía, así como a abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa”.
“El accionar del Reino Unido se contradice asimismo con el principio de solución pacífica de las controversias, apoyado unánimemente por los países de la región y que se refleja en el rechazo a dichas acciones militares, puesto de manifiesto en declaraciones de los países del MERCOSUR y la UNASUR” señala el comunicado.

En tanto el vicecanciller Carlos Foradori hizo entrega de una Nota al Embajador del Reino Unido en la Argentina “con una formal y enérgica protesta ante los mencionados ejercicios militares, exigiéndole que se abstenga de realizarlos, a la vez que pondrá en conocimiento de la situación al Secretario General de las Naciones Unidas”.