En condiciones que aún son materia de investigación, el buque fresquero local “Repunte” (M.N. 00120) se hundió durante la mañana de este sábado en la boca del golfo, donde se encontraba operando sobre langostino. Según la información que manejan en el área especializada de pesca, la tripulación del pesquero -se estima que son unos 14- logró desplegar y abordar la balsa salvavidas.

Por estas horas, la embarcación “María Liliana” está dirigiéndose al rescate de los sobrevivientes, aunque con cautela debido a los vientos que soplan en la zona. Navega a unos siete nudos.

En el incidente está interviniendo la Prefectura de Comodoro Rivadavia, coordinando el operativo de rescate y desplegando sus medidos. En principio, despegó un avión de esa ciudad para prestar apoyo.

Una de las últimas posiciones detectadas del barco se dio pasadas las cinco de la mañana al sureste de Rawson. En tanto, el capitán del “María Liliana” recibió la señal de emergencia cerca de las diez.

El operativo es complejo debido a las condiciones climáticas adversas. “Hay mar fuerza 6, por eso no había tantos barcos alrededor del Repunte. Están un poco dispersos”, definió una fuente consultada por este medio.

El “Repunte” en un barco fresquero de 32,6 metros de eslora perteneciente a la firma Ostramar SA, del grupo Caputto, y tiene asiento en el puerto de Mar del Plata.

Fuente: Jornada / Pescare

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.