EL TITULAR DE LA CARTERA DE JUSTICIA DEBIÓ DEJAR SU CARGO TRAS DENUNCIAR LA GRAVE AMENAZA “PARA LA PAZ Y LA SEGURIDAD” QUE GENERÓ EN EL PAÍS EL AJUSTADO TRIUNFO DE SU PARTIDO EN LOS COMICIOS PRESIDENCIALES.

El ministro de Justicia de Gabón, Seraphim Moudounga, renunció ante la grave amenaza “para la paz y la seguridad” que a su juicio supone no recontar los votos emitidos en las presidenciales, que dieron la reelección a Ali Bongo con una ajustada victoria y que la oposición considera fraudulenta.

“Me libero de mis funciones de gobierno y me despido del Partido Democrático de Gabón (PDG)”, formación que lidera Bongo, dijo el ya ex funcionario.

Moudounga explicó que, tras solicitar que volvieran a revisarse los votos emitidos “colegio por colegio y registro por registro”, se le respondió que “el recuento no está previsto por la ley electoral gabonesa”.

La petición del titular de Justicia gabonés se une a la de numerosos países y organizaciones internacionales que solicitaron mayor transparencia en los resultados del pasado día 27, que desencadenaron una ola de protestas violentas la pasada semana.

La de Moudounga es la primera dimisión de un alto cargo del Gobierno de Bongo tras el inicio de la violencia postelectoral, en la que murieron varias personas y entre 800 y 1.100 fueron detenidas por las fuerzas del orden, según fuentes oficiales.

El presidente de Gabón defiende la legitimidad de su reelección, obtenida por un 49,8 %, frente al 48,23 % de los votos logrados por el líder opositor, Jean Ping.

Además de reprimir a los manifestantes por la fuerza, la administración de Bongo intentó contener la creciente agitación social cortando las conexiones telefónicas e internet. (Agencia Télam)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.