Un rottweiler mató a su dueño y pasó más de una hora comiendo el cuerpo, mientras la policía intentaba capturarlo. El perro, llamado Tigre, atacó al criador, cerró las mandíbulas alrededor de su cuello y lo sofocó hasta la muerte.

El granjero Mani Ram había comprado el rottweiler para que vigilara su casa.

La policía llegó al lugar para capturar al rottweiler mientras intentaba desesperadamente acercarse al cuerpo de Ram en el patio de su granja en Panipat, Haryana, India. El animal se mantuvo en guardia junto al cadáver y huyó cuando los lugareños intentaron acorrarlo, armados con palos y rocas.

Luego de que la policía finalmente retirara el cadáver, le llevó cuatro horas encontrar y atrapar al perro, que ahora está bajo custodia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.