La justicia investiga la denuncia de abuso sexual de una estudiante de 17 años en viaje de egresados en Bariloche, quien acusó a cuatro compañeros de su mismo grupo, dos de 17 y dos de 18, en tanto la fiscal interviniente decidió no imputar a los jóvenes, informaron hoy fuentes judiciales.
El presunto abuso ocurrió el domingo en el hotel en que se alojaba el grupo, y la víctima denunció el hecho a los acompañantes del contingente, quienes avisaron a la empresa transportadora.
En función del protocolo de actuación de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (Ateba) y la Defensoría del Pueblo local, la propia empresa transportó a los padres de la joven y convocó a la defensora del pueblo -la médica Andrea Dalaverna-, quien acompañó a la chica al hospital y luego a la fiscalía a hacer la denuncia.
La denunciante relató que entró con otra compañera, también de 17 años, a la habitación en la que estaban los cuatro varones, en la que habría ocurrido el abuso.
Luego de recabar los testimonios, la fiscal Cendón pidió pericias psicológicas de algunos de los estudiantes y autorizó el regreso de los jóvenes sin realizar imputaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.