El hecho ocurrió en un barrio humilde de Florencio Varela. El acusado es un hombre de 26 años que intentó fugarse pero fue encontrado por la policía en San Francisco Solano.

Una nena de tres años fue asesinada en manos de su padrastro con quien vivía desde hacía dos años. Su mamá que estaba en otra habitación, comenzó a gritar cuando encontró el cuerpo sin vida de su hija. El hombre ya había amenazado a la mujer de que iba a violar a la nena. Tras los gritos, los vecinos llamaron al 911 y cuando llegaron los efectivos constataron la muerte de la menor. El acusado, se había fugado.

“Lloraba mucho” fue la respuesta que dio Mauricio Canosa Fratti de 26 años cuando fue detenido por la policía en San Francisco Solano, en Quilmes, luego de haberse fugado de su vivienda tras cometer el crimen.

Mientras tanto, luego la Justicia dispuso que también se detuviera, de manera preventiva, a la mamá de la víctima, tras considerar que habría consentido la agresión en perjuicio de su hijita. Las diferentes sospechas que involucran a esa joven surgieron porque los investigadores consideraron imposible que, dentro de un inmueble de pequeñas dimensiones, no hubiera escuchado los gritos de la pequeña.
(MinutoUno)