El ministro de Energía fue el primer orador de la Audiencia por el precio del gas. Propuso un aumento de 122 a 236 por ciento que se aplicará a partir del mes próximo

A las 9:29, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, dio comienzo a la audiencia pública para discutir la suba en la tarifa de gas. Dijo que el aumento tarifario será de 122 a 236 por ciento promedio, según el nivel de consumo. Así, la boleta media iría de 107 a 953 pesos mensuales, más impuestos, precisó. Luego, los representantes de provincias y petroleras defendieron los incrementos que, señalaron, son necesarios para financiar una mayor producción que garantice el abastecimietno

El ministro Aranguren arrancó planteando que habrá “aumentos graduales semestrales en los próximos tres años”. Así, dijo, “en octubre de 2019” se habrán eliminado los subsidios al gas. Los subsidios, planteó, representan 5.700 millones de dólares anuales.

“Para este nuevo cuadro tarifario tenemos que tener en cuenta una realidad, que es el sector que parte de un valor mas bajo, de 16 centavos por millón de BTU, que llegarán recién al valor del mercado en octubre de 2022”, agregó.

El aumento propuesto llevará la boleta de los sectores de menos consumo a $ 107 mensuales más impuestos, dijo Aranguren.

En cambio, para los usuarios medios, la factura media sería de 371 pesos mensuales, y de $ 953 para quienes más consumen. Siempre en promedio, añadió el funcionario.

De esta forma, dijo, habrá una reducción de los subsidios del 81 al 50 por ciento del precio. El nuevo cuadro tarifario, señaló, se implementará el próximo mes. Los ajustes serán del 122 al 237 por ciento, precisó el ministro.

El discurso de Arangunren se ajustó a los 20 minutos programados. Y tuvo un carácter netamente técnico. Fue cerrado con un aplauso moderado, similar al que recibieron las siguientes presentaciones.

Mientras tanto, agrupaciones sociales y partidarias se movilizaronn en los alrededores del centro cultural en protesta por la discusión tarifaria.

De acuerdo al listado oficial publicado por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), hay 373 personas autorizadas para disertar, por lo que se prevé que las audiencias se extiendan al menos hasta el domingo.

A Aranguren debía seguirlo el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, quien no llegó a la audiencia por problemas de transporte: hoy hay paro de Aerolíneas Argentinas. Su presentación será mañana, señalaron. Y fue entonces que comenzó a hablar el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Nicola.

Nicola dijo que gracias a las reservas de Vaca Muerta, “la Argentina tiene gas para 500 años”.

“Nos pagaron 0,40 dólares por metro mientras se importaba a 20”, se quejó el ministro neuquino, “Importamos 45.000 millones de dólares”, precisó. Nicola agregó que por el plan de “gas incremental (plan gas) se ahorraron 4.200 millones de dólares. De gas incremental que si no se sacaba de Neuquén se hubiera importado”.

Nicola dio precisiones sobre los precios del gas: “Argentina paga un promedio de u$ 4,72 por millón de BTU (la medida para el combustible). Pero el cliente lo paga (en la mayoría del país) a U$ 1,29”, aseguró.

Como el representante de Neuquén, los de las empresas petroleras también hicieron una defensa del incremento del precio del combustible. El primero en hablar fue el de YPF, Fernando Giliberti, quien destacó los US$ 10.000 millones invertidos por la empresa en el desarrollo de la producción de gas.

“Los pozos declinan siempre la producción -continuó Giliberti- Por eso hay que perforar mas. Y los no convencionales declinan más rápido. En la Argentina queda potencial de shale” Y fue allí que pasó a justificar la necesidad de más precios: “Necesitamos un número para repagar inversiones, costos, regalías, impuestos, amortizaciones. Ese número es 4 dólares por mm de btu en convencionales . En Tight, 6,2. Y en shale 7,6”.

“Para sustituir importaciones YPF tiene que invertir 12.000 millones de dólares anuales”, añadió el ejecutivo de la petrolera, quien agregó que “para el resto de la industria, los costos son más caros que los de YPF”

El siguiente orador fue Hernán Silva, el representante de otra petrolera, Total, de capital francés y gran productora de gas. “Desarrollar proyectos argentinos es más barato que importar -dijo- Con los precios que se pagan a la importación se puede perforar en el país para suplir la declinación de producción”.

“Total -continuó Silva-, apostó a offshore , pasó de 6 a 22 millones de metros cúbicos diarios. Invirtió 2.600 millones de dólares”. Pero para más inversiones, añadió el ejecutivo, “necesitamos precio y visibilidad con reglas de juego claras”.

Le siguió el consultor Daniel Gerold. “Nos quemamos 60.000 millones de dólares en importaciones -dijo-. Y eso no generó ni un empleo”. Y, añadió, “no podemos comprar en Bolivia porque no tienen gas e incumplen”. “No es real cuando se dice que el gas tiene que valer cero. Eso es una fantasía. No hay soluciones rápidas ni baratas pero existen”.

El número de oradores será mayor cuando llegue el turno de los legisladores nacionales. Hay más de 20 enlistados, entre oficialistas y de la oposición, aunque tendrán 5 minutos para explayarse.

La lista también la integran representantes empresas licenciatarias y prestadoras de gas, defensores del pueblo y asociaciones de consumidores y usuarios de distintas partes del país.

El Enargas habilitó ocho centros virtuales que también participarán de la audiencia, en las ciudades de Ushuaia, Neuquén, Salta, Córdoba, Paraná, Mendoza, Rosario y Santa Rosa.

La audiencia pública convocada por Enargas se da tras el fallo de la Corte Suprema del pasado 18 de agosto, en el que por unanimidad se declaró nulo el aumento en las tarifas de gas aplicado por el Gobierno y estableció la obligatoriedad de realizar audiencias. (Clarín)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.