Esta semana llegaron a Río Gallegos las órdenes, mientras se detectaron otros quince nuevos inmuebles a su patrimonio.

Lázaro Báez con un patrimonio que podrá superar los U$S 220 millones, comienza a ver cómo la Justicia avanza sobre su imperio. Esta semana llegaron a Río Gallegos las órdenes de embargos preventivos sobre 160 propiedades y 100 vehículos inscriptos a nombre del empresario K y de varias de sus empresas. El juez Sebastián Casanello ya había embargado nueve inmuebles radicados en Santa Cruz por $ 111 millones. Sus bienes siguen incrementándose: en el Sur detectaron quince nuevas propiedades.

Un importante cantidad de oficios con la firma del juez Casanello llegaron a Río Gallegos en el marco de la causa de la Ruta del Dinero K. Los documentos materializan la decisión de la Justicia de embargar preventivamente las propiedades de Báez preso hace seis meses por lavado de dinero. Lo que adquirió durante doce años mientras recibió $ 33.800 millones en contratos viales, quedará a disposición de la Justicia.

Sólo en inmuebles -que suman 162- distribuidos en siete localidad santacruceñas Lázaro Báez tiene un patrimonio de $ 1.373 millones según el último informe del Tribunal Nacional de Tasación. Pero hace dos semanas en un operativo que realizó la División de Delitos Patrimoniales, detectaron 15 terrenos que no habían sido declarados por el empresario K. Todo quedará embargado de manera preventiva. La orden que ingresó al Registro de la Propiedad de Santa Cruz detalla 160 inmuebles que le pertenecen a Báez, a sus empresas y a su círculo familiar más directo.

La medida alcanza Galpones ($ 151 millones), un grupo de estancias ($ 287 millones), chacras ( $ 100 millones), 22 casas ($ 140 millones), locales comerciales ($ 102 millones), terrenos baldíos (74 por $ 298 millones), departamentos ( $ 63 millones), oficinas y depósitos ( $ 20 millones), empresas (Austral está tasada en $ 151 millones), talleres, carpinterías, fracciones rurales ( por más de $ 100 millones), estaciones de servicio ( $ 40 millones), su multimedio que cerró hace dos semanas ( $ 10 millones), entre lo que más se destaca.

El juez Casanello ya había embargado 9 propiedades entre ellas el Club Boca del que es madrina Cristina Kirchner por $ 111 millones, ahora también avanza sobre 103 vehículos y maquinaria pesada. Por ejemplo 11 camionetas y autos a nombre de Valle Mitre la firma que hasta 2013 se encargó de gerenciar tres hoteles de la ex Presidenta. También se embargaron 24 camionetas de las estaciones de servicio, seis autos de M&P investigada por la UIF, 19 camionesta y tractores de Austral Agro la firma con la que compraron las estancias, 15 de Diagonal Sur, 5 Hilux de Badial SA, 3 BMW y un Mercedes Benz, cinco autos de Lázaro Báez, hasta una Moto Harley Davinson de Julio Mendoza presidente de la constructora, y la lista continúa.

El socio comercial de los Kirchner sumó más de 100 nuevas propiedades en diez provincias diferentes, varias fueron allanadas y aún falta fijar el valor oficial de las mismas.

La próxima decisión será qué utilidad se le dará a los inmuebles, “no se puede modificar la naturaleza de los mismos pero sí disponer para otros fines de forma transitoria”, indicaron fuentes de la investigación a Clarín. Vialidad Nacional pidió la guarda judicial del parque automotor de la constructora, y tres intendentes que también hicieron un pedido formal.