EL EX MANDATARIO, QUIEN PURGA DESDE 2007 UNA CONDENA DE 25 AÑOS DE CÁRCEL COMO AUTOR DE 25 ASESINATOS Y DOS SECUESTROS, NO INSISTIRÁ CON SU PEDIDO DE EXCARCELACIÓN.

El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori retiró sorpresivamente el pedido de indulto que había presentado en julio, anunció su abogado, William Paco Castillo.

“Fujimori me dijo que el del indulto es un tema cerrado y que no hablemos más del asunto”, le dijo Castillo a la versión online del diario El Comercio.

El letrado hizo el comentario poco después de que el jefe del Instituto Nacional Penitenciario, Julio Magán, revelara en una entrevista el desistimiento.

El pedido fue presentado cuando faltaban pocos días para que terminara el gobierno de Ollanta Humala, pero no hubo respuesta y quedó en manos del actual mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, quien había anticipado que no concedería la gracia salvo un agravamiento en la salud del anciano político.

Insistentes versiones de prensa aseguran que Fujimori, quien purga desde 2007 una condena de 25 años de cárcel como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados, había llegado a un acuerdo secreto con Humala para que lo indultara en su última semana de gestión.

El pedido estaba en manos de la Comisión de Gracias Presidenciales, dependiente del Ministerio de Justicia, que tendría que haber dado en aproximadamente un mes un consejo no vinculante a Kuczynski sobre dar o no el indulto, atribución que solo puede dar el jefe de Estado, refirió DPA.

Fujimori, de 78 años, padece de hipertensión y depresión moderadas y de heridas en la boca de potencial cancerígeno, lo que, según los últimos informes médicos, no le impide estar en prisión.

El ex mandatario, que recibió además seis condenas por corrupción que no tienen efecto real porque en el Perú no se acumulan tiempos de prisión, permanece en un departamento dentro de un cuartel de la Polícía en el este de Lima.

El partido derechista Fuerza Popular, que sigue las ideas del ex gobernante y es liderado por su hija Keiko Fujimori, tiene mayoría absoluta en el Congreso, pero en la Constitución no hay ninguna ventana para que el Parlamento pueda intervenir en el caso.(Agencia Télam)