El fiscal platense que fue agredido y amenazado en su oficina señaló que se encuentra bien de salud y que la fiscal que lleva adelante la investigación le pidió que “tenga mucha prudencia”

En la última semana, el fiscal platense Fernando Cartasegna, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, que investiga delitos conexos con Trata de Personas y Pedofilia, fue protagonista de episodios violentos. El pasado sábado, tres personas lo interceptaron, le pegaron con un bastón expansible y le ordenaron que no investigue la eventual vinculación de los denominados abogados “caranchos” con comisarios de la policía bonaerense. Ayer, fue encontrado con golpes y maniatado en su oficina.

“Me siento aturdido, pero bien. No había manera de prevenir lo que pasó, con todos los custodios, la gente que está encima. Buscaron la manera. Es difícil reconstruir lo que me pasó”, indicó Cartasegna en radio El Mundo.

A diferencia de sus declaraciones luego del primer ataque, en donde trató de “pelotudos” a sus agresores, el fiscal se pronunció ahora con más cautela. “No puedo contar porque esta vez me pidieron que tenga mucha prudencia. Fue algo bastante fuerte y será cuestión que investiguen“, aseguró.

“No hubo una entrega, quiero llevarle tranquilidad a la gente que a uno lo quiere y le expresa solidaridad, a ellos decirles que estoy bien”, indicó. En tanto, aseguró que “no hubo una entrega” porque “la gente cree que alguien me entregó”.

El pasado martes, Cartasegna había calificado a sus agresores y a quienes lo amenazaron como “unos tarados”. “No me hago el valiente, pero no tengo miedo. No son profesionales, se creen que uno es muy fácil y no han seguido la carrera de uno. Trabajé contra los barras, tres personas no me pueden sacar si lo hice contra 100″, afirmó en aquel momento en radio La Red.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.