La Justicia inició la investigación del abuso sexual al que habría sido sometido un preso de la cárcel de Villa Devoto y que fue filmado por otros detenidos con un teléfono celular, cuyas imágenes se viralizaron por las redes sociales, informaron hoy fuentes judiciales.

La causa comenzó a ser investigada por el fiscal en lo criminal y correccional 26 porteño, Patricio Lorenzo Lugones, luego de haber recibido la denuncia por parte de la División de Asuntos Internos del Servicio Penitenciario Federal (SPF), que inició una pesquisa de oficio tras hacerse público el video.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que la causa aún no tiene imputados, ya que en el video difundido las caras de los presos que someten al abuso sexual a su víctima aparecen borroneadas.

Por ese motivo, el fiscal solicitó que se intenten obtener las imágenes originales del video, con el fin de poder individualizar los agresores y a la víctima del hecho.

Según puede observarse en el video, los presos obligan a un joven a penetrarse una zanahoria en el ano mientras es filmado, y lo someten a amenazas, insultos y a pedir perdón porque lo acusan de haber robado a familiares de otro detenido.

En las imágenes se observa cómo lo obligan a ponerse de rodillas y a mirar a cámara mientras dice que no va a volver a robar.

Los investigadores intentarán determinar si efectivamente el abuso ocurrió dentro de uno de los pabellones de la cárcel de Devoto, como se sospecha, y luego individualizar a la víctima.

“Como se trata de un delito de acción privada, si la víctima no hace la denuncia, la Justicia se ve impedida de poder actuar”, dijo a Télam un investigador, quien agregó que de todas formas “se está tratando de avanzar en base al video con el que se cuenta”.