Nathan, de siete años, escribió una carta a nombre de su escuela en Inglaterra para que sus padres lo dejen jugar a los videojuegos. “Si no se queda toda la noche jugando, sera echado”, redactó.

Nathan tiene siete años. Vive en Inglaterra y es fanático de los videojuegos. Como sus papás le limitaron su uso, el menor tuvo una divertida idea que causó mucha ternura a sus papás. El niño llegó un día de la escuela con con una carta con su letra pero que, según él, la había redactado el profesor a nombre de la institución.

“Queridos padres, Nathan le está yendo muy bien en sus clases, excepto en la de videojuegos. Si no se queda toda la noche despierto jugando a los videojuegos, será expulsado del colegio. Hay que empezar a dejarle que se quede toda la noche y tiene que empezar hoy. Puede jugar a cualquier cosa, ordenadores, WII, iPod, iPads, teléfono o a cualquier aparato electrónico.

Firmado,
La escuela”.

Los papás de Nathan no dudaron en compartir en las redes sociales la divertida y tierna travesura de su hijo y la carta se volvió viral en cuestión de horas. En menos de un día, 1,5 millones de personas ya lo habían visto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.