El presidente Mauricio Macri pasará el fin de semana largo descansando junto a su familia en Tandil, provincia de Buenos Aires.

El mandatario arribó ayer por la tarde a esa ciudad serrana, ubicada a 435 kilómetros al centroeste de la ciudad de Buenos Aires, acompañado por su esposa, Juliana Awada, y otros familiares, con el propósito de pasar el fin de semana largo en su ciudad natal. Además, Antonia Macri, hija del Presidente y la primera dama, cumplirá cinco años el lunes 10.

El Presidente llegó a Tandil a las 15.35 de ayer a bordo del avión Tango 10. Venía de la ciudad de Presidencia Roque Saenz Peña, provincia de Chaco, y de inmediato se trasladó en auto a su residencia.

“El apoyo que recibo y que se reiteró hoy en Chaco, es el que me sigue impulsando para seguir este camino que hemos emprendido”, posteó el Presidente a través de su cuenta en Twitter. Ayer por la mañana, Macri visitó Chaco, se mostró junto a jubilados, visitó una escuela incendiada y una fábrica de colchones.

El jefe de Estado retomará su agenda el próximo martes. El miércoles, Macri recibirá en Olivos a la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, quien llega a la Argentina en una visita de dos días (martes 11 y miércoles 12) en su rol de asesora especial del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. El miércoles por la noche, Macri encabezará en Mar del Plata la apertura del Coloquio de IDEA. El jueves, el Presidente viajará a Roma, Italia. El sábado 15, Macri mantendrá una audiencia con el papa Francisco. Al día siguiente será la canonización del Cura Brochero.

Volviendo.

Una foto publicada por Juliana Awada (@juliana.awada) el 7 de Oct de 2016 a la(s) 6:31 PDT

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.