Un niño de tres años permanece internado desde el jueves en un hospital de San Rafael, con rotura de cráneo, luego de recibir un piedrazo y varios golpes en el rostro y la cabeza por parte de otro menor de cuatro, que es su vecino, en una vivienda ubicada en esa localidad de la provincia de Mendoza, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió el jueves cerca de las 18 cuando el niño más pequeño jugaba con amigos y por motivos que los investigadores tratan de establecer se acercó el de cuatro años, quien, tras arrojarle una piedra, comenzó a golpearlo en el rostro y en la cabeza.

Como consecuencia de los golpes la victima comenzó a sangrar y fue trasladada en ambulancia al Hospital Schestakow, de San Rafael, ubicada a 234 kilómetros al sur de la capital provincial.

Tras ser asistido, los médicos le diagnosticaron escoriaciones en el rostro, politraumatismos y traumatismo encéfalo craneano, por lo que decidieron dejarlo en observación en el centro de salud.

El episodio derivó en la apertura de una causa por lesiones agravadas por el uso de arma impropia, cuya investigación está a cargo de la Comisaria 8 y la Oficina Fiscal 1 de la justicia de menores de San Rafael.