El juez federal Ariel Lijo dispuso una orden de presentación en la sede de la Fundación SUMA, que preside la vicepresidenta de la Nación para obtener los libros contables de la misma, en la causa en la que se investiga el origen de los fondos que le fueron sustraídos en noviembre pasado de su casa.

En tanto, ya asumió el cargo como nuevo defensor de la funcionaria, el abogado Ricardo Gil Lavedra, quien reemplazará al estudio de Alejandro Perez Chada, el abogado del presidente Mauricio Macri.

Fuentes judiciales confirmaron que el juez ordenó el procedimiento en la sede de la Fundación para llevarse los libros contables de la misma y chequear información que no consta en la documentación enviada por la Inspección General de Justicia (IGJ) en el caso.
Los voceros explicaron que esos libros no estaban en la sede y que desde la Fundación argumentaron que estaban en poder del contador. Por esa razón se comprometieron a aportarlos en persona mañana mismo al juzgado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.