La tragedia parece una constante en la vida de la familia Alfaro Llanos. En noviembre de 2013, en un accidente vial que se produjo en avenida Colón al 2700, de Punta Alta, en el inicio de la ruta nacional 229, perdió la vida Estefanía Alfaro, de 23 años, hermana del policía del Grupo Halcón asesinado hace algunas horas, quien viajaba como acompañante a bordo de una camioneta Fiat Fiorino.

El utilitario, que circulaba en sentido Punta Alta – Bahía Blanca, conducido por Nicolás Herrera – quien sufrió politraumatismos y fue derivado al Hospital Eva Perón – embistió de frente a un Fiat Palio.

Según testigos, el Palio, conducido por Mariano Raúl Fernández, se despistó hacia la banquina del lado del Circuito de la Salud y, al intentar su conductor volverlo a la cinta asfáltica, perdió el control cruzándose de carril. Allí fue impactado por la Fiorino en el lateral de la puerta del acompañante, donde viajaba Mariano Poselatto, quien sufrió algunas heridas menores.

Alfaro fue trasladada en estado de coma hacia el Hospital Naval Puerto Belgrano, donde perdió la vida a los pocos minutos después de haber llegado.

En el lugar debieron trabajar intensamente dos dotaciones de Bomberos Voluntarios, para rescatar a los ocupantes de ambos rodados, utilizando elementos de corte.

Tanto el Palio (EXS 934) como la Fiorino (MEJ 168) quedaron destrozados sobre la cinta asfáltica. Hasta que fueron retirados de la ruta, dos horas después del siniestro, personal de la Policía Comunal desvió el tránsito hacia calle Río Uruguay de Villa Maio.