El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) resolvió el misterio que azoraba a productores rurales del Valle de Punilla, en Córdoba, por la misteriosa mortandad de vacas y caballos.

El resultado de análisis realizados por técnicos del organismo confinaron que se está en presencia de un foco de rabia paresiante, transmitida por murciélagos.

Los vecinos de la zona habían atribuido los decesos al ataque de un “vampiro” al que muchos vinculan con el mítico “chupacabras”.

“Es un vampiro que mata animales. Van como más de 40. Lo están buscando al bicho. Es un murciélago muy grande, como un águila”, había asegurado a Cadena 3 José Gonçalvez, un habitante de San Marcos Sierras.

En su descripción detalló que la criatura “ataca a los animales por el cuello o debajo de la cola, donde puede sacar sangre”.

Desde fines de abril, Senasa había definido un área de vacunación de ganado bovino, porcino, equino y rumiantes menores, en un radio de 10 kilómetros alrededor de la zona afectada, parte de los departamentos Cruz del Eje y Punilla. (Cadena 3)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.