Un total de 327 agentes se sometieron a controles sorpresivos. Incluye a la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y PSA. Hoy la Provincia anunció que se suma la Bonaerense

No puede haber agentes de seguridad que consuman drogas o alcohol. Y si hay casos, deben someterse a un tratamiento adecuado. Con esa premisa, hace casi dos meses, el Ministerio de Seguridad de la Nación puso en marcha una serie de análisis toxicológicos sobre las cuatro fuerzas federales: Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y PSA. Son controles sorpresivos y no invasivos (se hacen con una muestra de saliva). Para sorpresa de los funcionarios, la gran mayoría dio negativo.

Los controles buscan una variedad de drogas: anfetaminas, marihuana, cocaína, benzodiazepinas, metanfetaminas y opiáceos. Se realiza con una muestra de saliva y en menos de ocho minutos están los resultados. La máquinas utilizadas imprimen un ticket que firman tanto el agente involucrado como el operador.

“Queremos mostrar que las fuerzas federales están completamente comprometidas con luchar contra el narcotráfico. Estamos convencidos de que la integridad, la ética y la transparencia son el camino que debe orientar el desarrollo de la función pública de las Fuerzas Policiales y de Seguridad”, aseguró la ministra de Seguridad Patricia Bullrich ante una consulta de Infobae.

También se realizan tests de alcoholemia. Las máquinas son muy similares a los que utilizan el Gobierno de la Ciudad y otros tantos municipios para los automovilistas.

Los resultados de la muestra (ya son 327 casos) se mantienen en reserva por cuestiones de confidencialidad, pero este sitio pudo saber que la enorme mayoría de los casos dieron negativo.

“A los casos positivos les vamos a dar contención y un tratamiento adecuado”, destacaron en el Ministerio de Seguridad. Y aclararon que los controles siempre son sorpresivos y en los lugares de trabajo.

El mecanismo se introducirá ahora en la Policía Bonaerense. La gobernadora María Eugenia Vidal anunció hoy que los 93.000 oficiales de esa fuerza serán sometidos a análisis toxicológicos para detectar el consumo de alcohol y de sustancias ilícitas. La medida alcanzará también al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a sus principales funcionarios y a la jefatura policial.

Los controles toxicológicos son una de las metas del “Acuerdo de Valores y Principios” firmado el año pasado entre la ministra de Seguridad y los jefes de todas las fuerzas. Fruto de ese documento, todos los integrantes de las fuerzas de seguridad federales, sin distinción, tuvieron que presentar sus declaraciones juradas por primera vez. Los datos están siendo analizados por la Dirección Nacional de Control de Integridad, integrada por Pablo Costa, Damián Arabia y Carlos Manfroni.