Un hombre de 34 años que sufrió graves quemaduras durante una explosión en un taller de equipos de GNC murió hoy tras agonizar durante ocho días, en un hospital de la ciudad de San Juan, se informó oficialmente.

Cristian Castro, de 34 años, murió alrededor de las 8 de hoy de un paro cardíaco, a pesar de que los médicos intentaron reanimarlo.

Castro tenía más del 40 por ciento del cuerpo con quemaduras de distinta gravedad, especialmente en el rostro, la espalda y las manos.

El hombre había permanecido sedado desde el día mismo del siniestro, el 3 de mayo último. Los investigadores aún no lograron determinar las causas del estallido ocurrido en un taller que se encarga de efectuar las pruebas hidráulicas de los tubos de gas de los vehículos.

La deflagración causó un gran destrozo en el local y tuvo una onda expansiva que afectó la estructura de un colegio cercano y provocó rotura de vidrios en locales y casas situadas hasta una cuadra de distancia.