Más de dos millones de estadounidenses fueron llamados a evacuar el litoral atlántico debido a la llegada del huracán Matthew, que se reforzó a categoría 4 y dejó más de 100 muertos al pasar por el Caribe. El gobernador del estado de Florida, Rick Scott, alertó a los ciudadanos a dejar sus casas “o la tempestad los matará”. Los embates ya se sienten en Miami, con fuertes vientos y lluvias. El presidente Barack Obama declaró el estado de emergencia en el estado.
Las aerolíneas están cancelando cientos de vuelos a medida que el huracán Matthew sube por la costa de Florida.
El aeropuerto de Fort Lauderdale cerró el jueves por la mañana y el de Orlando, un poco más al norte, esperaba hacer lo mismo al anochecer.
Al mediodía, la página web de rastreo de vuelos FlightAware.com informó de la cancelación de casi 1.500 vuelos dentro de Estados Unidos, principalmente en Fort Lauderdale y Miami. American Airlines tuvo el mayor número de cancelaciones seguida por Southwest Airlines y JetBlue Airways.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.