Dos representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos llegarán este mes. Irán a Jujuy para revisar en qué estado se encuentra la jefa de la Tupac Amaru.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) confirmó que el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria realizará, entre el 8 y el 18 de este mes, su segunda visita oficial a la Argentina “para evaluar la situación de privación de libertad en el país” y pedirá la liberación de Milagro Sala.

La delegación, integrada por los expertos en derechos humanos Elina Steinerte y Sètondji Roland Adjovi, visitará la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires así como también las provincias de Chubut y Jujuy, donde, específicamente, se interiorizará sobre la situación de Sala.

El equipo, que basará su trabajo en los resultados de la primera visita de 2003, visitará prisiones, instituciones de atención de la salud y comisarías, para reunirse con personas privadas de su libertad con el objetivo de “realizar una evaluación del sistema general de la Argentina”, según informó un comunicado de prensa difundido por la Acnudh.

De acuerdo con lo previsto, los especialistas se reunirán con autoridades federales y locales, representantes de la sociedad civil y otras partes interesadas para “elaborar un panorama completo y objetivo de la amplia variedad de cuestiones relativas a la privación de la libertad en la Argentina”.

Al concluir su visita, el Grupo de Trabajo presentará su informe final sobre la Argentina al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre de 2018.

En octubre del año pasado, este grupo solicitó la liberación de Milagro Sala y afirmó que su detención es “arbitraria”.

Según el organismo de la ONU, tras analizar las causas judiciales por las que Sala está detenida, “no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva”, y además “consideró que no se demostró que existen en este caso riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación que justifiquen su privación de libertad”.

La líder de la Tupac Amaru se encuentra detenida desde enero de 2016, primero por imputaciones penales a raíz de un acampe de protesta y, luego, por la prisión preventiva dictada en el marco de una de las causas que tramitan en su contra por los supuestos delitos de fraude, extorsión y asociación ilícita, entre otros.

Además Sala ya fue condenada en dos causas, una por daños y otra por obstaculizar el espacio público con un acampe contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.