SON DE AMATRICE Y ACCUMOLI, DOS DE LAS LOCALIDADES MÁS AFECTADAS POR EL TERREMOTO DEL PASADO 24 DE AGOSTO EN EL CENTRO DEL PAÍS. LOS CHICOS PUDIERON COMENZAR ESTE MARTES EL AÑO ESCOLAR GRACIAS A LA INSTALACIÓN DE ALGUNOS MÓDULOS, YA QUE SUS COLEGIOS QUEDARON COMPLETAMENTE DESTROZADOS.

En Villa San Cipriano se instalaron en una semana 12 aulas de 35 metros cuadrados y otros módulos para secretaría, donde asistirán 170 alumnos de todos los niveles.

El número de inscriptos en el colegio de Villa San Cipriano ha crecido en las últimos días. Es que los docentes se dedicaron a llamar una por una a las familias de las zonas afectadas para pedirles que vayan a clase. El año pasado se matricularon 269 alumnos.

A la inauguración de estos módulos, que han sido donados por la provincia de Trento (norte) e instalados en tiempo récord por Protección Civil, acudió la ministra de Educación italiana, Stefania Giannini. “Estoy muy feliz y conmovida porque comienza el colegio. Lo habíamos dicho el 27 de agosto y con el empeño de todos hemos podido realizar un medio milagro”, declaró.

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, afirmó que hasta hace tres semanas aquí existía “uno de los pueblos más bonitos de Italia” y que era “tan importante comenzar por el colegio, porque es la pieza fundamental para que este pueblo vuelva a ser el que era”.

El presidente del Gobierno italiano, Matteo Renzi, escribió en su cuenta de Twitter: “Gracias a quien ha hecho posible la apertura del colegio en Amatrice hoy. Estamos solo al inicio y aún queda mucho, pero hoy gracias”. (Agencia Télam)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.