Voladuras de techos, cables, postes y centenares de árboles caídos son algunos de los inconvenientes que ocasionó el fuerte viento que azotó hoy a Mar del Plata y otras ciudades ciudades de la costa atlántica bonaerense, donde hubo ráfagas de hasta 90 kilómetros por hora y algunos distritos debieron suspender las clases mañana, afirmaron autoridades locales y de Defensa Civil, que precisaron que no hay heridos.
“Pedimos a la gente que no circule por la vía pública si no es necesario. Hay muchos cables caídos y es muy peligroso”, declaró el jefe comunal a Radio Brisas, quien precisó que “hasta el momento se registraron en Mar del Plata 135 árboles caídos y hay riesgo de que se sigan cayendo porque las raíces quedaron muy debilitadas por la cantidad de agua que cayó”.
La situación más grave se dio en esa ciudad balnearia, donde las ráfagas de viento superaron los 100 kilómetros por hora y generaron en el mar olas que superaron los ocho metros, mientras que en los barrios hubo caídas de árboles y de postes de luz sobre vehículos, lo que dejó a mucha gente sin suministro eléctrico, explicaron voceros de Defensa Civil.
Asimismo, esta mañana las fuertes ráfagas arrastraron a una camioneta desde el muelle hacia el fondo del mar en la zona del puerto, en la terminal 1 y 2. Se estima que el conductor de una camioneta Chevrolet del Consorcio Portuario dejó sin freno de mano el vehículo que, tras ser arrastrado por el viento, cayó al agua.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.