El dirigente de la CTA acusó al Gobierno de estar “especulando” con los reclamos de los trabajadores.

Hugo Yasky salió a marcarle la cancha a la CGT, que aguarda definiciones tras haber firmado un acta de compromiso con el Gobierno, que incluyó demandas para trabajadores y jubilados.

“No se puede negociar un paro nacional por migajas”, expresó el secretario general de la CTA Argentina, en diálogo con radio La Red.

Al tiempo que reiteró el pedido de “reapertura de paritarias”, para afrontar una recomposición salarial frente a la inflación, el reclamo por “los despidos” y la apertura de una “agenda social”.

“La CGT pone la vara tan baja que para el Gobierno esto no significa absolutamente nada, aunque esté haciendo una escenificación respecto de si da o no da (respuestas); creo que está especulando”, enfatizó Yasky.

La semana pasada, el triunvirato de la central obrera se reunió con cuatro ministros del Ejecutivo para reclamar la reapertura de las paritarias y la eliminación del impuesto a las Ganancias, entre otros temas.

Luego de una extensa reunión en la sede del Ministerio de Trabajo, las partes firmaron un acta con el compromiso a mantener el diálogo y una respuesta por parte del Gobierno a las demandas dentro de un plazo de 10 días y sin una fecha de un paro por parte de los sindicalistas.

Mirá también: El Gobierno enfría las expectativas sobre el bono de fin de año

Por este motivo, el dirigente kirchnerista salió a alertar que el Poder Ejecutivo “está especulando” con las demandas del sindicalismo. Mientras que desde el Gobierno salieron a enfriar las expectativas en torno al pago de un bono de fin de año, uno de los puntos firmados en el acuerdo.

Mañana, habrá reunión del Concejo Directivo de la CGT, donde se debatirá entre los sectores que quieren definir un llamado a huelga y los que prefieren ser más cautos.

Mirá también: Hebe durísima contra la CGT: “Está embarazada, va a tener un hijo y Macri se lo hizo”

Por su parte, Yasky, quien durante 12 años mantuvo una actitud de apoyo incondicional a los gobiernos kirchneristas y cuestionó en su momento toda protesta en contra del “proyecto”, ahora insiste en la necesidad de confrontar con la gestión de Mauricio Macri.

El jueves último, la cúpula de la CGT -mandatada para convocar a huelga general- y parte del Gabinete nacional firmaron un acta en la que el Ejecutivo se comprometió a estudiar un bono de fin de año para los empleados y jubilados, además de “beneficiarios de planes sociales”.

También, asentó en el documento que iba a analizar una eventual “exención del medio sueldo anual complementario de diciembre del Impuesto a las Ganancias”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.